El Pastor Pablo Darío González nació el 1 de septiembre de 1991 en Puerto Rico, Misiones, Argentina. Fue bautizado en la iglesia luterana “San Juan” de Dos de Mayo. Luego, a los 15 años de edad, hizo confesión pública de su fe luterana bautismal en la congregación “San Pablo” de Garuhapé, también de Misiones.
En el año 2010, apoyado por su congregación, inició el camino al pastorado ingresando al Seminario Concordia de Buenos Aires. Allí trascurrió la mayor parte de su etapa de formación para el Oficio del Sagrado Ministerio. Durante este periodo, en el 2015 sirvió como vicario en la congregación de Punta Alta, al sur de Buenos Aires, siendo su pre vicariato en la parroquia de Oberá, Misiones, entre el 2013 y 2014.
El 29 de julio de 2017 y luego de tres años de noviazgo, contrajo matrimonio con Camila.
En el año 2018 el matrimonio se mudó a Valparaíso, Chile. Allí, Pablo sirvió en el área de capellanía de los Colegios Luteranos "Concordia" de Valparaíso y Viña del Mar hasta el año 2020, cuando retomaría su camino al ministerio como vicario en la Congregación "La Cruz de Cristo" En la Florida, Santiago. Aquí, luego de 18 meses, finalmente fue aprobado como candidato al ministerio, recibió un llamado de esa congregación y, habiéndolo aceptado, sirve actualmente como su pastor.
Además, el Señor, por su gran misericordia, bendijo al matrimonio argentino con dos hijas chilenas: Olivia (n. 2018) y Hannah (n. 2020).

 


 “Damos gracias a Dios por su fidelidad y amor al perdonar nuestros pecados, por el cuidado que nos ha brindado por medio de sus pastores fieles, de la familia de la fe, y también de nuestras familias de sangre, que siempre nos han estado apoyando, especialmente en los momentos más difíciles. Como dice Lutero: ‘somos mendigos, esa es la verdad’, y ciertamente es mejor ser mendigo delante de Dios que rey entre los hombres. Por eso confiamos en nada más que Su misericordiosa providencia divina y paternal.”
Gloria sea toda para el Señor Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo; por todos los siglos. Amén.