Liturgia: 1. f. Orden y forma con que se llevan a cabo las ceremonias de culto (RAE).

1) La liturgia protege a la congregación del pastor.

Hace varios años, fui a un funeral. Fue un típico funeral luterano que incluía el recuerdo del bautismo, lecturas de las Escrituras, el Credo Apostólico, el Padrenuestro, etc. De hecho, fue un servicio litúrgico muy fiel; eso es hasta que el pastor subió al púlpito. Lo que salió de allí sólo puede describirse como lo que el apóstol Pablo llama "skubala"[1]. Sí, lo que el pastor dijo en el púlpito fue estiércol teológico: basura. El pastor no solo deshonró a la persona en el ataúd, sino que también se burló del Señor y de Sus amados santos en los bancos. Ahora bien, uno pensaría que tal demostración de incompetencia, bufonería y estupidez en el púlpito destruiría un servicio fúnebre; sin embargo, el servicio fúnebre aún brindaba consuelo a los afligidos. ¿Cómo es eso posible? La respuesta es que, simplemente, la liturgia protegió a la congregación del pastor. Eso es correcto; El sermón de circo de 10 minutos del pastor fue eclipsado por 30 minutos de liturgia: las Escrituras, el Credo, el Padrenuestro y el resto del orden del servicio.

¿Por qué amamos la liturgia histórica?

La liturgia protege a una congregación de un pastor que tiene un mal sermón, dos malos sermones o semanas y meses de malos sermones.

-----------------

[1] “Excremento” o “basura” (Filipenses 3:8).

 

2) La liturgia es más grande y más antigua que nosotros.

En aquel momento, mi hija de siete años estaba sentada junto a Dolores y Rut en un servicio religioso (Dolores y Rut son hermanas, y ambas tienen más de 90 años). Mientras mi hija se sentaba junto a ellas, algo me llamó mucho la atención: estaban completamente unidas en plena sintonía. Sí, a pesar de que mi hija era alrededor de 90 años más joven que Dolores y Rut, con la liturgia estaban completamente unidas. Como verán, la liturgia no estaba encajada en las experiencias religiosas individualistas de Rut, Dolores o de mi hija. Más bien, las tres se insertaron en algo más grande y mucho más antiguo que ellas mismas. De hecho, cada vez que todos participamos en la liturgia, nos hacemos parte de los cantos, melodías, himnos y la teología de la iglesia histórica del pasado y del presente. Así es posible que una niña pequeña pueda asistir a la iglesia del abuelo y de la abuela, al mismo tiempo unirse a las voces de millones de personas en todo el mundo, de todos los continentes y en todos los idiomas.

¿Por qué amamos la liturgia histórica?

La liturgia es más grande y más antigua que nosotros. Es verdaderamente multicultural y multigeneracional.

3) La liturgia es estable cuando todo lo demás en la vida no lo es.

Karla es como cualquier otra joven adulta; ella vive en una cultura de grandes cambios. Cada semana escucha una nueva canción en su cuenta de Spotify. Mensualmente se suscribe a nuevos canales de YouTube. El smartphone que tiene ahora ya es el sexto de los últimos cuatro años. En cuanto a la universidad, ha cambiado de especialización al menos cuatro veces y no está muy segura de cuándo se graduará. ¿Y su familia? Bueno, su mamá y su papá se divorciaron cuando ella tenía ocho años, lo que la llevó a vivir con su mamá y a pasar tiempo los fines de semana con su papá. La vida con su madre, sin embargo, era bastante inestable. Karla parecía encontrarse con uno de los nuevos novios de su madre cada 10-12 meses.

Para Karla, la vida parecía un barco en medio de una gran tormenta. De arriba a abajo, de un lado a otro, rebotaba con la imprevisibilidad de la vida. Si bien Karla parecía manejar bastante bien los cambios de vida, en el fondo sabía que no podía sobrevivir a largo plazo con tal inestabilidad. Por eso Karla necesitaba un ancla; por eso Karla se unió a una iglesia litúrgica. La liturgia histórica le dio a Karla firmeza, coherencia y estabilidad. La liturgia se convirtió para ella en un ancla estable para la furiosa tormenta de su vida.

¿Por qué amamos la liturgia histórica?

La liturgia es aquello que es estable y consistente cuando todo lo demás en la vida no lo es. Crea orden dentro de un mundo de caos.

4) La liturgia honra la buena mayordomía de los recursos de la iglesia.

En mis días como evangélico más contemporáneo, formé parte de una iglesia que diseñaba sus servicios religiosos semanales desde cero. El tema del domingo, la música, los versos, el orden del servicio, las diapositivas de PowerPoint, etc., tuvieron que crearse desde cero. Sí, todas las semanas, el personal de la iglesia y los pastores se enfrentaban a una pizarra blanca en la que tenían que crear un servicio religioso nuevo y único. Como resultado, el servicio de la iglesia de cada semana requería al menos de cinco a seis horas de planificación total de todas las partes involucradas. Ahora, tenga en cuenta que esto fue 'solo' la planificación, no incluyó la preparación y práctica reales. En otras palabras, se aplicaban alrededor de $10,000 dólares al año en gastos salariales y más de 350 horas de trabajo se destinaron a la planificación de los servicios de la iglesia desde cero.

Ahora, compara esto con la liturgia histórica. La liturgia histórica sigue los órdenes litúrgicos y un calendario litúrgico que se remonta a unos 2.000 años. En otras palabras, la planificación de los servicios de la iglesia ya está hecha. No es necesario volver a crear la rueda; esto le ahorra a la congregación miles de dólares adicionales y cientos de horas para dedicar a otras necesidades.

¿Por qué amamos la liturgia histórica?

La liturgia honra la buena administración de los recursos de la iglesia.

5) La liturgia nos prepara para la muerte.

Luis había estado necesitado asistencia de maquinaria médica durante bastante tiempo. Tenía graves problemas de memoria. La mayoría de los días ni siquiera recordaba su propio nombre. ¿Y su esposa? Había días en también la desconocía. Sin embargo, lo único que Luis siempre pudo recordar era la liturgia. Él podía cantar el Gloria Patri, recitar el Credo, orar el Padrenuestro e incluso recitar las Palabras de Institución de la Santa Cena.

¿Por qué Luis pudo recordar la liturgia y no otros aspectos de la vida? La liturgia le fue grabada en su memoria y corazón a lo largo de 87 años de servicios religiosos. La liturgia estuvo con él durante la primera parte de su vida; fue parte de sus primeros recuerdos, recuerdos que suelen ser los últimos en ser olvidados con la enfermedad de Alzheimer. De hecho, la liturgia fue con Luis hasta su muerte, dándole consuelo y seguridad en Cristo cuando todo lo demás lo había olvidado.

¿Por qué amamos la liturgia histórica?

Con el tiempo y mediante la repetición, las palabras y la música de la liturgia quedan grabadas en nuestro corazón y en nuestra mente, para que podamos recurrir a ellas en tiempos de prueba y necesidad.

6) La liturgia nos sirve.

Daiana se me acercó un día después del Servicio y me dijo: "Pastor, espero que Dios esté muy complacido con nuestro canto y adoración hoy". A lo que respondí con un gran lamento: "¡Oh Daiana, regocíjate, Dios ya está muy complacido con nosotros por causa de Cristo!"

El problema que estaba experimentando Daiana es que la iglesia evangélica (de la que ambos fuimos parte) veía los servicios del domingo por la mañana principalmente como la adoración del cristiano hacia Dios. En otras palabras, el cristiano en el banco era el orador y Dios era la audiencia. Este servicio de adoración fue diseñado para servir a Dios. Pero esta es una visión pagana. ¡El Señor no es la audiencia! ¡Nosotros no somos el orador! En cambio, la liturgia nos enseña que el ritmo es de Dios hacia nosotros, y luego de nosotros de regreso a Dios. ¡La liturgia nos sirve! La liturgia quita el énfasis al cristiano y lo pone en el Señor que viene para servirle a través de su Palabra y los sacramentos.

¿Por qué amamos la liturgia histórica?

 En la liturgia, Dios es el orador y nosotros somos la audiencia; la liturgia nos sirve.

 

 7) La liturgia no cede a las modas pasajeras.

El otro día estaba en la escuela de mis hijos, y uno de sus compañeros de clase estaba usando de esos jeans remangados y ajustados. Ahora, o esta niña estaba unos 30 años detrás de esta tendencia de la década de 1980, o está a la vanguardia de la moda con sus jeans remangados. El punto es que, dependiendo de con quién hables, ella es relevante o irrelevante.

Desafortunadamente, las iglesias pueden hacer lo mismo con los servicios religiosos. Por ejemplo, ¿es relevante para una banda de alabanza y adoración de baby-boomers[2] cantar cinco versos de “Brilla Jesús” mientras usan camisas hawaianas y pantalones cortos? ¿O es una banda de alabanza y adoración millennial[3] más relevante cantando una canción de Hillsong mientras usa jeans ajustados y chalecos cruzados? ¿Quién es más relevante?

La liturgia, en cambio, no cede a las modas pasajeras. Es decir, las iglesias litúrgicas, con sus vestimentas, música, orden de servicio y comportamiento, no consultan ni les importa si están al día con las modas de la cultura. ¿Por qué? Porque las modas van y vienen. La liturgia de la iglesia es más antigua, más grande y no está modificada por modas pasajeras. Además, si una iglesia intenta mantenerse al día con las modas cambiantes, debe reinventarse cada 5-8 años. Y si no puede mantenerse al día con la cultura cambiante, se vuelve irrelevante en solo un par de años.

¿Por qué amamos la liturgia histórica?

La liturgia no se distrae con las modas de la cultura, sino que se centra en confesar a Cristo, Aquel que siempre es relevante.

8) La liturgia tiene a Cristo y sus dones como primera importancia.

Quizás lo más importante de la liturgia es que claramente guía a una congregación a confesar los pecados y luego a recibir a Jesús y sus dones. De hecho, a través de la liturgia, somos liberados de nuestros pecados y fortalecidos en la fe y el amor. Pero, ¿cómo es esto posible? Dentro de la liturgia y después de la confesión pública de los pecados, se pronuncia la absolución, una y otra vez. Además, dentro de la liturgia, las Sagradas Escrituras se leen en los oídos y se predican en los corazones y las mentes, una y otra vez. Y finalmente, dentro de la liturgia, el Señor da Su propio cuerpo y sangre para comer y beber en la Santa Cena para perdonarnos, nutrirnos y fortalecernos, una y otra vez.

¿Por qué amamos la liturgia histórica?

La liturgia no se desvía de la persona y obra de Cristo en las oraciones, las lecciones de las Escrituras, los cantos y el orden del servicio. En la liturgia, Cristo y sus dones son de primera importancia.

 

En fin, ¿por qué amamos la liturgia histórica?

     La liturgia histórica ciertamente no es el único camino

pero definitivamente es el mejor.

 

 

Por el Rev. Matt Richard, St. Paul's Lutheran Church, Minot, North Dakota. 

Publicado el 2 de Mayo de 2019 por el Rev. Matt Richard | https://www.pastormattrichard.com

Traducido y adaptado por Pablo González. Vicario. ILC Chile, Santiago. Pascua MMXXI.

-------------------------------------

[1] “Excremento” o “basura” (Filipenses 3:8).

[2] Los “baby boomers” son la cohorte demográfica que sigue a la generación silenciosa y que precede a la generación X. Comprende a las personas nacidas entre 1946 y 1964.

[3] La generación Y, también conocida como generación del milenio o milénica​​​, es la cohorte demográfica que sigue a la generación X y precede a la generación Z, nacidas entre los años 1981-1996.