"En Nigeria hay un baño de sangre", afirma Lela Gilbert, investigadora principal de Libertad Religiosa Internacional (IRF) en el Concilio de Investigación Familia (FRC). "Entre aquellos que investigamos las violaciones a la libertad religiosa y la persecución cristiana, estamos de acuerdo con aquellos que hablan de que esto se trata de otro genocidio". Es que, durante la última década, los musulmanes radicales han matado a unos 52.000 cristianos. Y muchos de ellos han sido luteranos. 

Con 206 millones de personas, Nigeria es el país que tiene la mayor población de África. La parte sur del país es mayoritariamente cristiana y la parte norte es mayoritariamente musulmana. Aun así, existen muchos territorios cristianos pequeños en la parte norte del país, rodeados por musulmanes. Estos son los que se han convertido en el objetivo principal de dos grupos terroristas yihadistas1Boko Haram 2 y Fulani 3, quienes buscan eliminar a los cristianos para que la región sea completamente musulmana. 

Gilbert describe lo que sucede: “La historia también es casi siempre la misma: los yihadistas fuertemente armados aparecen repentinamente en la oscuridad de la noche. Atacan casa tras casa, derribando puertas, gritando Allahu akbar 4. Disparan a los hombres mayores y sanos. Violan, mutilan y asesinan mujeres. Secuestran a niños y niñas pequeños. Queman casas, escuelas e iglesias" (Nota: en su visita al Foro de Misión de la ILC Chile, en noviembre de 2019, el Rev. Gary Schulte, de la Oficina Internacional de Misión del Sínodo de Missouri y supervisor general de la misión luterana en África, dio fe de esta situación y nos dejo algunos testimonios sobre cómo familias de pastores locales fueron violadas, torturadas y asesinadas).  

Cuadro de texto

 

Hay 2.3 millones de luteranos en Nigeria. La Iglesia Luterana de Nigeria, que está en comunión con el Sínodo de Missouri, se encuentra en la zona amigable con los cristianos, al sur del país. Pero la mayoría de los luteranos pertenecen a la Iglesia Luterana de Cristo en Nigeria (LCCN), que tiene 2.2 millones de miembros. Gran parte de ellos viven en la zona norte dominada por los musulmanes. Por lo tanto, según la Federación Luterana Mundial (LWF), la "LCCN es una de las iglesias más afectadas por el conflicto". 

 

Se desconoce exactamente cuántos de los 52.000 mártires cristianos eran luteranos. Entre aquellos que están muriendo por su fe hay anglicanos, católico-romanos, evangélicos, pentecostales y otros. En enero, un pastor luterano, el reverendo Dennis Bagauri, fue asesinado. Muchas iglesias luteranas están siendo incendiadas. Miles de luteranos han sido expulsados ​​de sus comunidades, perdiendo así sus hogares y todas sus pertenencias, y deben vivir en campos de refugiados. 

Cuadro de texto

¡Oremos por nuestros hermanos luteranos y por todos los cristianos en Nigeria! También demos gracias a Dios por el testimonio de estos mártires. 

 

Artículo publicado el 6 de julio de 2020 por la Revista “El testigo luterano” (The Lutheran Witness).  

Autor: Dr. Gene Edward Veith© LCMS, 2020. 

Traducción al español y notas por Pablo D. González. Iglesia Luterana Confesional de Chile, MMXX.