..."Hata aquí nos ha ayudado el Señor¨. 1 Samuel 7:12

 
Durante 20 años el Rev. Cristian Rautenberg ha servido en la Iglesia Luterana de Chile en el Oficio Público de la Predicación como pastor y misionero en Quilpué, Valparaíso y Santiago.
 
9 años ha sido pastor de la congregación "Lucero de la Mañana" de Quilpué y en la misión San Pablo de Villa Alemana. Luego, en 2007 recibió el comisionamiento de la Iglesia para ser misionero en Santiago, sirviendo allí por 11 años a los hermanos de la Congregación "La Cruz de Cristo" de La Florida.
 
Previamente sirvió como Presidente de la ILC-Chile, Representante Legal del Colegio Luterano de Valparaíso en dónde aún desempeña un cargo de Asistente. Fue secretario de la Iglesia Chilena, profesor del Instituto Bíblico Luterano y del Seminario Concordia de Buenos Aires. Dictó cursos en el área de la educación y de la misión en Argentina, Panamá, Bolivia y Perú. Colabora como profesor en la Academia Lutero. Y está actualmente participando del proyecto del nuevo Himnario Luterano para Latinoamérica.
En 1997, se recibió del Bachillerato Superior en Teología en el Seminario Concordia de Buenos Aires. En 2009, recibió su Magister en Teología en la Escuela Superior de Teología de Sao Leopoldo, Brasil. Ha participado en variados cursos de capacitación
Durante su ministerio pastoral, el Pastor Rautenberg colaboró en diversos proyectos de misericordia. Ayudó en los esfuerzos de respuesta a los desastres en Chile en el año 2010 y el 2014
 
Esta casado con Ethel Pozcynok, con quien tiene dos hijos Natanael y Mateo
 
 
 
 
En Octubre de 2019 los Planes de Dios se hicieron manifiestos al recibir un nuevo llamado desde la Congregación "San Marcos de Pablo Nogués, Bs. As, Argentina.
No cabe duda que fue una decisión dura y de desvelo, pero que también trae nuevos desafíos.
Como tu mismo lo confesaste, luego de aceptar el llamado, al decir "me vuelvo a mi país pero como un extranjero más", somos llamados por nuestro Señor a donde no queremos ir (Juan 21:15-19) puesto que los planes de Dios son muy distintos a los de los hombres.
Dios en su sabiduría y amor cuando existe un llamado legítimo y válido, a pesar de nuestras dudas y temores sabemos y confesamos que a de ser como los patriarcas, profetas y apóstoles " heme aquí Señor, envíame a mí" Porque donde Dios llama. Él también sostiene.
 
 
 
En esta Seguridad que es dada por la Palabra externa de nuestro Señor, te despedimos.
Por todo esto, nos corresponde como ILC-Chile realizar un testimonio público a través de este acto solemne de desinstalación, de que has ejercido tus funciones hasta aquí como fiel "ministro de Cristo y dispensador de los miembros de Dios" (1Co 4:1)
Como embajador de Cristo, predicaste y enseñaste la doctrina pura de la Palabra de Dios, ministraste los sacramentos según la institución y orden de Cristo, instruiste a niños, jóvenes y adultos en el camino de la salvación, cuidaste de todas las almas que fueron confiadas, orando en todo tiempo por su bienestar espiritual.
Te entregaste al estudio y la meditación de las Escrituras, cumpliste el Oficio conforme a la Palabra de Dios. Como estándar de los fieles, juntamente con tu familia, has honrado el ministerio.
 
 
Que el Dios de paz, que hizo volver de entre los muertos a Jesucristo, Nuestro Señor, el Gran Pastor de las ovejas, por la sangre de la eterna alianza, bondadosamente te recompense por los servicios ministerial del pastorado que realizaste para su gloria y en el interés de su Iglesia. Que el Señor te bendiga a ti y tu familia, los acompañe y sostenga en la decisión que han tomado y haga de ustedes una bendición para muchos para la gloria de nuestro Señor Jesucristo.