Tiempo de Cuaresma en la Iglesia Luterana 

QUIERO SABER

Cuaresma es el Tiempo de 40 días dentro de la Mitad Festiva del Calendario Eclesiástico que precede a la fiesta de la Resurrección del Señor Jesucristo. El término cuaresma deriva de la expresión latina quadragesima dies (cuarenta días). Aquí se conmemora los 40 días que Jesús ayunó en el desierto antes de iniciar su ministerio público.

Dura en total 46 días calendario al incluir los domingos (estos no cuentan ya que son el día en que se celebra la resurrección de Jesús). Comienza el con el Miércoles de ceniza y tiene su punto cúlmine en la Semana Santa que inicia con el Domingo de la Pasión (o de ramos) con énfasis en el Jueves y Viernes Santo, y finaliza con el Sábado Santo.

 

 

CONOCIENDO EL TIEMPO EN EL QUE ESTAMOS

Habiendo pasado ya el Tiempo de Navidad donde todo era luces y canciones alegres celebrando el nacimiento del Mesías, nos disponemos a dejar atrás también el tiempo de Epifanía, donde recordábamos la manifestación de este mismo Dios como luz y salvación, no solo para un pueblo en particular, sino para todas las naciones.

En cuaresma, nos encontramos en un tiempo diferente, en el cual han cambiado los colores alegres por aquellos que nos impulsan a una reflexión más profunda acerca de nuestra propia condición como seres humanos -muertos en vida-  1, y por sobre todo nos invita a poner los ojos en el verdadero Dios que está empezando a darse a conocer tal cual es: el Mesías crucificado  2.Así, el Miércoles de Ceniza nos recuerda “polvo eres y al polvo volverás”   3. Luego, la tentación de Jesús nos recuerda que este Camino a la cruz lo emprende alguien más poderoso que el más fuerte entre las criaturas y que lucha por nosotros  4. Después, el evangelio de la mujer cananea nos enseña a jactarnos en nuestra debilidad  5, a luchar contra Dios mismo, no con algún mérito propio sino por la fe aferrarnos a las promesas del Señor para con sus hijos y clamar: “Señor, ten misericordia de mí”.

 

DATOS INTERESANTE SOBRE CUARESMA

EN LA BIBLIA

Celebramos la cuaresma recordando la tentación de Cristo en el desierto. Allí estuvo sin comer durante 40 días.6 Recordamos los 40 años del peregrinar del pueblo de Dios por el desierto luego de haber sido liberados de una esclavitud de 400 años en Egipto.7 El patriarca Noé y su familia estuvieron en el arca 40 días y 40 noches en medio del gran

diluvio hasta que finalmente hallaron tierra.8 Los israelitas comieron Maná por 40 años hasta llegar a la tierra prometida9.

 

EN LA HISTORIA

Los historiadores de la iglesia dicen que esta práctica inició con las liturgias bautismales de la iglesia antigua (s. II-III). Era un tiempo destinado a la preparación de los catecúmenos para ser bautizados durante la vigilia pascual y luego participar del sacramento del altar. La iglesia acompañaba este proceso mediante preparación y ayuno. Además de eso, este siempre fue el tiempo propicio para volver a recibir a aquellos que se habían apartado de la fe. Por eso, podemos notar que la en la temática de los evangelios está muy marcada la lucha entre dos reinos, el de los cielos, de cruz y fe en las cosas de arriba, contra el de Satanás, de gloria y poder terrenales. Fue recién durante la segunda mitad del s. IV10 que se determinó la duración concreta de este tiempo de seis semanas antes de la Pascua.

La iglesia luterana siguió con esta costumbre de la iglesia antigua, siempre resaltando el énfasis en la obra de Cristo por nosotros como un don de gracia. Por lo cual, la cuaresma se trata de lo que Jesús hizo en nuestro favor y no tanto de cuan capaces somos de soportar las pruebas, realizar ayunos, cumplir promesas, etc.

 

EN LA LITURGIA

El color litúrgico de este tiempo es el morado que significa luto y penitencia. En nuestros Servicios Divinos se omiten los cantos festivos de alabanza, como el Gloria in Excelsis o el Aleluya, los cuales volverán a resonar con furor el día de la gran fiesta Resurrección de Jesús de entre los muertos. En su lugar tenemos, por ejemplo, el gradual de cuaresma que nos recuerda el punto de la estación:

Cristo se humilló a sí mismo,

siendo obediente hasta la muerte

y muerte de Cruz.

Los usos tradicionales para cada día especial son los siguientes:

El color regular para los Servicios de Cuaresma es el MORADO, PÚRPURA o VIOLETA OSCURO. Este simboliza el dolor y sufrimiento de Cristo y también el estado de la humanidad por causa del pecado.

Existen también fechas especiales en que se usan otros colores:

+ Miércoles de Ceniza es el día en que a los cristianos se les unge la frente con cenizas formando una cruz recordándoles su bautismo y la fragilidad de la vida humana. Para esto se usa color NEGRO o GRIS OSCURO.

+ Domingo de la Pasión o de Ramos se usa ROJO por motivo de la celebración de la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén como rey. También es costumbre decorar el templo con ramas de palmera11.

+ Jueves Santo se usa el BLANCO que simboliza el regocijo de la iglesia por la Cena del Señor. Algunos recomiendan simplemente seguir usando el MORADO y otros el ROJO,

recordando a los discípulos que siguieron a Jesús. Una tradición ligada a este día es el “desmantelamiento del altar” que simboliza el estado de humillación de Cristo. Con este despojo, en el cual se quitan todos los elementos como velas, vasos, flores, etc., el templo queda vacío y oscuro, como lo fue la tumba del Señor, representando también el abandono de los discípulos. También se retiran los elementos de la Santa Cena puesto que en Viernes Santo tradicionalmente no se celebra el sacramento. Existen muchas otras prácticas tradicionales para este día, como por ejemplo, el lavamiento de pies.

+ El día más solemne de este tiempo es el Viernes Santo, día en el cual la iglesia se viste de NEGRO, que simboliza la oscuridad, tinieblas, lamento y desesperanza por la muerte de Jesús. Es el gran contraste con el día de la Resurrección. La música es solo para acompañar el canto y se suele terminar el Servicio luego de la lectura del evangelio, sin bendición y con el ministro y la congregación saliendo en silencio.

+ El Domingo de pascuas de Resurrección, vuelve el color BLANCO. Tradicionalmente inicia con el Servicio de la Luz en la Vigilia que se hace antes del amanecer del Domingo.

 

 

REPASANDO, CONCLUYENDO Y APLICANDO

De esto se trata la Cuaresma, de reconocer nuestra condición humana y sus lamentables consecuencias, pero aun así poner la mirada y la fe en Aquel que emprende el Camino a la cruz, tomando nuestro lugar, para pagar por todos nuestros pecados y reconciliarnos con Dios.

Ayunos, abstinencia, comer pescado, pruebas, son cuestiones externas que no hacen a la esencia de este tiempo per que sirven para el ejercicio de la piedad. Al fin y al cabo, lo único que nos hace bienaventurados es oír la Palabra de Dios y guardarla12. Por eso, cuaresma termina siendo un tiempo para volverse a Dios en arrepentimiento y fe. Arrepentimiento por nuestras obras y fe en las grandes obras de Dios en Cristo.

“El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado;

arrepentíos, y creed en el evangelio”.

San Marco 1:15

Como Iglesia Luterana Confesional, celebramos el Tiempo de Cuaresma como quien atraviesa el valle de sombra de muerte, con la mirada puesta en la cruz de Cristo y con la certeza y la esperanza de que Aquel que atraviesa por todo esto es aquel que ya venció al pecado, la muerte y al diablo, y que todo lo que Él logró es todo nuestro por la fe y por Su pura gracia y misericordia. Que así sea. Amén.

 

 

Referencias bibliográficas:

-Culto Cristiano (ed. 1978). New York, NY: Publicaciones “El Escudo”.

-Delgadillo López, Fernando (2005). El calendario eclesiástico: historia y práctica del año eclesiástico. St. Louis, MO: Editorial Concordia.

 

Pablo González

Voluntario en Capellanía

Colegios Luteranos V Región

Iglesia Luterana Confesional de Chile

Oculi, 2019