Providencia, Santiago, Chile.

 El idioma no es una barrera cuando deseamos comunicarnos con Dios, porque Él los habla todos.  Así lo demostramos a través del Club de Inglés de Invierno, el cual nos permitió acercarnos a niños de distintas comunas que se reunieron en nuestros espacios, para disfrutar de las diversas dinámicas ideadas por la teacher Liisa Tino.

La educación secular nos dio la oportunidad de sembrar el amor de Jesucristo en el corazón de los participantes que bailaron, cantaron, jugaron y realizaron distintas manualidades con el propósito de conocer otra lengua.

La primera edición de esta actividad reunió a chicos de 7 a 13 años, cuya evolución fue muy satisfactoria para todos los involucrados, pues al finalizar el taller comprobamos que podían saludar, presentarse, mencionar las partes del cuerpo, las estaciones climáticas, los nombres de animales y colores, los estados de ánimo, in English! También aprendieron a identificar a God como su creadory Padre supremo.

La iniciativa de Liisa, estadounidense de nacimiento y educadora de profesión, hizo posible materializar esta hermosa idea que igualmente contó con el apoyo de Évila Bello y Alejandra Barroyeta, integrantes de nuestra comunidad cristiana, quienes cada tarde estuvieron muy involucradas en todas las tareas, y por eso obtuvieron un gran premio: el cariño de los alumnos.

El mayor éxito de este programa fue llevar el mensaje de Jesús a chiquillos de diferentes edades, y lograr rostros sonrientes entre los estudiantes que de igual forma ganaron conocimientos, amigos, alegría por superarse a sí mismos y además conquistaron a una nueva familia: la de la Misión Luterana Providencia.

Todos los jovencitos fueron merecedores de un certificado por haber encarado -con honores- este desafío.

El diploma les fue entregado el domingo 29 de julio a las 12:00 del mediodía, durante nuestro servicio divino.