La palabra adviento proviene de la palabra griega parusía, que significa, venida o presencia comenzada. Podemos decir que el adviento es la presencia comenzada de Dios mismo.

El significado de las palabras ̈Natale y Epifanía ̈, muestran la riqueza de su contenido: manifestación, aparición, advenimiento. El tema principal es la venida de Cristo al mundo, la aparición o la manifestación de la divinidad que viene al encuentro con la humanidad. Es una fiesta en la que se celebra el amor sacrificial de Dios, al enviar a su único Hijo al mundo y mostrar cómo Dios se hizo hombre para habitar entre las personas para su redención.

Adviento es el tiempo de espera y preparación, donde la iglesia celebra las venidas de Cristo el tiempo escatológico ̈El ya - pero todavía no ̈. Nos recuerdan la escatología realizada de Cristo en la muerte de cruz ̈Consumado es ( Jn 19.30) ̈. Y desde entonces la iglesia se reúne en el Servicio Divino donde Cristo se encuentra con su pueblo en la escatología inaugurada, lo hace a través de la Palabra y los medios de gracia presencia real (Mt. 28.20; Lc. 22. 19-20). En el sacramento del altar los tres tiempos son una realidad: pasado, presente y futuro. Mientras la iglesia aguarda la última venida de Cristo en majestad y gloria.

̈Escatología, por lo tanto, es hablar de la persona de Cristo, cuya presencia de acuerdo a Su naturaleza divina y humana es continua en la liturgia de la iglesia. Es hablar sobre el cuerpo de Cristo, la Iglesia –la comunidad escatológica de Dios, donde habita Cristo en Su Palabra y Sacramento. Donde sea que esté Cristo, están las últimas cosas, el eschaton, también escatología es sobre el Evangelio y los Sacramentos como medios para la presencia de Cristo. La liturgia es un momento escatológico porque los últimos tiempos son adelantados y hechos presentes mediante la presencia de Cristo y Sus dones de misericordia y perdón. En la liturgia los últimos tiempos están entre nosotros ahora, aunque todavía esperamos el regreso de Cristo para juzgar a los vivos y a los muertos. La escatología declara que el fin último de la existencia cristiana es estar con Jesucristo, nuestro creador y re-creador, ambos ahora en la liturgia y para siempre en la gran fiesta del Cordero. Estar con Cristo para siempre es el objetivo de nuestro peregrinaje, su fin y su comienzo. Escatología es más que el simple fin de todas las cosas – es nuestro regreso al hogar con Dios en Cristo para habitar en Su presencia en la fiesta continua. (Sólo, El cielo en la tierra) ̈ .

Durante este tiempo en nuestras iglesias se usa el color púrpura (violeta o morado) por la penitencia y preparación. La novia espera al novio, pero éste se tarda, entonces ella está ansiosa. La iglesia esta como las vírgenes prudentes, preparada para recibir al novio. El novio viene para realizar la nueva creación, para comenzar la Pascua de Redención, para inaugurar un tiempo nuevo y definitivo. Desde el siglo XX la iglesia en Alemania uso el color azul, para diferenciarlo de la cuaresma. El tercer domingo se usa el color rosa, porque es como un descanso con alegría.

El tiempo de adviento es además un tiempo de ayuno, pero sobre todo, de predicación de la iglesia, algunos símbolos que marcan este tiempo son la ̈corona de adviento ̈ compuesta por cuatro velas donde los principales temas que se destacan al encenderlas son: Esperanza, paz, alegría y amor. El árbol de navidad y las luces son otro de los símbolos representando el árbol de la vida o el árbol de la cruz y sus frutos.

El tiempo de adviento (Preparación) nos lleva así a la navidad (Celebración) momento en el que recordamos la encarnación de Cristo y se destacando su humanidad en el nacimiento del  niño Jesús. Pasando luego al tiempo de Epifanía (Proclamación) donde se destaca la manifestación de Cristo como el verdadero Dios quien se hizo carne para asumir nuestra pecaminosidad y otorgarnos su justicia, adentrándonos luego a la Cuaresma y Semana Santa donde celebramos la fiesta central y más importante para la Iglesia. Fiesta de salvación por medio de Cristo crucificado y resucitado.

Quiera Dios llevarnos a reflexionar y esperar confiados en el Señor durante este tiempo de adviento siendo fortalecidos en cada Servicio Divino donde Él se encuentra con su pueblo para otorgarnos los dones de perdón vida y salvación a través de su Palabra y Sacramentos.  

En Cristo

Reverendo Omar Kinas

23-11-2021 Talca – Chile

Nota: Para profundizar en el tema puedes ver el video sobre el estudio de este tiempo en el canal de youtube del Instituto Confesional del Sínodo Luterano de México "Martín Lutero"